Castaño de Indias

El castaño de Indias, conocido también como “falso castaño”, es un árbol perteneciente a la familia de las Sapindáceas. Su nombre científico es Aesculus Hippocastanum.

Su origen lo encontramos en la zona norte de la India, así como en el Cáucaso, Grecia, Bulgaria y Asia Menor, aunque hoy en día se encuentra en casi todos los rincones del mundo, y se suele ver decorando jardines del norte de Europa y de América del Norte.

El castaño de Indias es un árbol con mucho porte, pudiendo alcanzar los 20 metros de altura. Se caracteriza por su recto tronco de color marrón rojizo, sus hojas verde oscuras y dentadas y sus frutos en cápsulas cubiertas de púas. En cuanto a sus flores son de color rosado o blanco, y, aunque con poca frecuencia, pueden ser también amarillas. Brotan en racimos de forma piramidal, destacando por una mancha rojiza en la base del cáliz.

El castaño de indias, y de manera especial su corteza y sus frutos, es usado en cosmética, sobre todo para la fabricación de champús que eviten la caída del cabello, y se le atribuyen además diversos beneficios para el organismo humano.

Propiedades medicinales

El castaño de indias es muy popular por sus propiedades para mejorar la circulación de la sangre, tonificando tanto las arterias como los capilares sanguíneos. Al mismo tiempo, evita también los edemas.

Sin embargo, aunque éstas sean sus propiedades medicinales más conocidas, posee muchas otras.

  • Tiene propiedades antiinflamatorias
  • Es un gran tónico venoso, y previene la aparición de varices y arañas vasculares
  • Previene la aparición de hemorroides
  • Previene la fragilidad capilar y la caída del cabello
  • Combate la celulitis
  • Alivia las piernas doloridas o cansadas, el hormigueo en los pies o el calambre en las pantorrillas
  • Previene las embolias o trombosis
  • Detiene la diarrea
  • Elimina la caspa
  • Protege la piel de los rayos ultravioleta del sol
  • Ayuda a la cicatrización de heridas y úlceras
  • Ayuda a desinflamar las lesiones de torceduras o caídas
  • Tratamiento de inflamaciones como la artrosis o la artritis
  • Detiene las hemorragias, por lo que es aconsejable en el tratamiento de la gingivitis o para el sangrado de la nariz
  • Tratamiento de los sabañones

Efectos secundarios

El uso del castaño de indias puede causar algunos efectos secundarios, aunque no de gran importancia:

  • Picazón, irritación de la piel o dermatitis
  • Irritación de la boca, sed intensa, aumento de la salivación o boca seca
  • Problemas gastrointestinales, como mareos, malestar estomacal, vómitos o dolores de cabeza

Contraindicaciones

El castaño de indias no deben consumirlo:

  • Las mujeres embarazadas o lactantes
  • Las personas que reciban un tratamiento con anticoagulantes
  • Quienes padezcan de úlceras digestivas
  • Las personas con diabetes
  • Quienes sufran gastritis
  • Las personas con problemas renales es aconsejable que consulten con su médico
  • Las personas con tendencia a las alergias, ya que el polen de esta planta les puede causar urticaria

Deja un comentario