Enebro



El enebro es un arbusto perenne que puede alcanzar hasta los 7 metros y que se suele encontrar en la montaña. Es también conocido vulgarmente con otros nombres, como ginebro real o grojo, mientras que su nombre científico es Juniperus communis.

Destaca por sus frutos, unas bayas verdes durante el primer año y de color azulado oscuro posteriormente, conocidos como bayas negras y con importantes aplicaciones medicinales para el organismo humano.

Propiedades medicinales

Se trata de una planta con una gran capacidad para estimular los riñones y, por tanto, de aumentar la producción de orina, es decir, una planta con muchas propiedades diuréticas.

Las propiedades medicinales del enebro son conocidas desde tiempos muy remotos. Actualmente el enebro se usa principalmente para combatir las siguientes dolencias del organismo humano:

Efectos secundarios

En uso externo el aceite esencial del enebro, si no se encuentra diluido, puede provocar ampollas, quemaduras o vesículas en la piel.

En dosis altas puede provocar diarrea, dolor de estómago, dolor de vientre, hipertensión, inflamación de los riñones, micción de sangre, aumento del ritmo cardíaco o convulsiones.

Contraindicaciones

El uso del enebro está contraindicado en los siguientes casos: