Damiana



La damiana es una planta que crece en terrenos secos, muy abundante en México, Brasil, Bolivia y suroeste de los Estados Unidos, sobre todo en Texas y California.

La planta es conocida vulgarmente por diversos nombres, entre ellos “hierba del venado”, “hierba de la pastora”, “oreganillo”, “pastorcita” o “damiana de California”. En cuanto a su nombre científico, es el de Turnera Diffusa.

El arbusto de la damiana puede alcanzar hasta los 2 metros de altitud, y se caracteriza por sus tallos rojizos, sus hojas serradas y sus flores, que florecen a finales de verano y son pequeñas y amarillas, solitarias o en grupos de 3 ó 4. En cuanto a las semillas de la damiana tienen forma de pera, mientras que sus frutos son dulces y huelen a higo, siendo sus medidas de unos 6x3 mm.

Las propiedades de la damiana son conocidas desde muy antiguo, y la planta era usada ya por los antiguos nativos del continente americano, entre ellos los mayas.

Propiedades medicinales

La damiana aporta importantes beneficios al organismo humano, combatiendo y aliviando un gran número de dolencias.

Efectos secundarios

La damiana puede producir algunos efectos secundarios, como dermatitis por contacto directo. Sin embargo, la mayoría suelen deberse a uno de sus ingredientes, la cafeína, por lo que suelen presentarse sólo en personas con una especial debilidad ante dicha sustancia. Dichos efectos son generalmente insomnio, nerviosismo, palpitaciones o vómitos.

Contraindicaciones

No es conveniente tomar damiana en los siguientes supuestos: