Cardo Mariano



El cardo mariano es una planta muy abundante en tierras secas sin cultivar. Podemos verla muy a menudo, entre abril y julio, en los bordes de carreteras y caminos.

Su nombre científico es Silybum Marianum, mientras que vulgarmente es conocida por diversos nombres, entre ellos “cardo pinto”, “cardo lechal”, “cardo cabrero” o “cardo de Santa María”.

Esta planta procede de los países mediterráneos, de Asia, India y Siberia, aunque actualmente la podemos encontrar en cualquier país del mundo.

El cardo mariano puede alcanzar hasta los 3’5 metros de altura, mientras que sus hojas pueden llegar a medir 40 cm. de largo. Sus flores son solitarias, floreciendo de una en una, y son de color rosado-púrpura, con salpicaduras blancas.

Propiedades medicinales

Las propiedades medicinales del cardo mariano se encuentra principalmente en sus semillas. Al ser los componentes de las mismas poco solubles en agua la planta no puede tomarse en infusiones, siendo consumida principalmente en forma de comprimidos, cápsulas o similares.

Hace ya más de 2000 años que el cardo mariano se utiliza por sus propiedades medicinales, siendo numerosos los beneficios que esta planta aporta al organismo humano.

Efectos secundarios

El cardo mariano es una planta segura, y muy raramente conlleva efectos secundarios, los cuales, si surgen, suelen ser de poca importancia y debido a la toma de dosis demasiado altas.

Contraindicaciones

El cardo mariano, si se toma en las dosis adecuadas, no presenta contraindicaciones de importancia. Sin embargo, es aconsejable no usarlo en algunos casos.