Brezo



El brezo es un arbusto perteneciente a la familia de las ericáceas. Se distingue por sus abundantes tallos, retorcidos y pilosos, y por sus pequeñas hojas en forma triangular, de color morado pálido o marrón.

El brezo es conocido comúnmente por otros nombres, entre ellos biércol, campanitas o “escobas de brecina”. Este último se debe al hecho de que antaño la gente del campo fabricaba escobas con esta planta. En cuanto a su nombre científico es el de Calluna Vulgaris.

El brezo es originario de Europa, América y norte de África, y suele encontrarse en zonas pantanosas, páramos, dunas y bosques abiertos.

Propiedades medicinales

El conjunto superior de hojas y flores del brezo es la parte de la planta que posee propiedades curativas. Se trata de una planta que aporta grandes beneficios al organismo humano, previniendo, aliviando y curando un gran número de dolencias y enfermedades.

Efectos secundarios

El brezo puede producir algunos efectos secundarios, aunque suelen ser breves, como el aumento de la diuresis, y generalmente sólo aparecen con dosis altas.

Contraindicaciones

El brezo no debe ser usado por quienes padecen problemas cardíacos, hipertensión o problemas renales graves. Tampoco se debe usar cuando se están tomando medicamentos.