Avena



La avena es un cereal muy rico en fibra y proteínas, con escasas grasas y una cantidad de hidratos de carbono menor de lo habitual. Vulgarmente recibe otros nombres como “avena blanca” o “avena doméstica”, mientras que su nombre científico es el de Avena Sativa.

Se cultiva en todo el planeta, en las zonas templadas, y es muy valorada desde el punto de vista de la alimentación. También tiene muchas propiedades en el sector de la cosmética, siendo muy usada la planta para la elaboración de champús, gels, lociones y otros productos.

Propiedades medicinales

La avena aporta un gran número de beneficios al organismo humano, poseyendo propiedades medicinales que combaten o alivian diferentes dolencias o enfermedades.

Efectos secundarios

El consumo de avena, exceptuando el caso de las personas celíacas, no presenta efectos secundarios, aunque en algunas personas con una especial sensibilidad puede provocar dermatitis por contacto.

Contraindicaciones

La avena no presenta contraindicaciones importantes, siendo su consumo seguro. La única excepción se refiere a las personas celíacas o con alergia al gluten, que no deben consumirla bajo ningún concepto.

No es recomendable tampoco su consumo por personas que padecen enfermedades intestinales o problemas digestivos, así como tampoco por las que sufren alguna enfermedad autoinmune.