Arándano



Los arándanos son frutos del bosque que se caracterizan por su elevado contenido de antioxidantes y por su bajo índice de azúcares. Vulgarmente se conocen también como “agraz” o “mirtillos”, siendo su nombre científico el de Vaccinium.

Se trata de una planta de la familia de las ericáceas, muy extendida por todo el hemisferio norte, y de la cual existen unas 450 variedades. Se distinguen por sus frutos, comestibles y campanulados, que pueden ser de color azul, rojo, blanco o rosa.

Son muy valorados desde el punto de vista gastronómico, gracias a sus sabrosos frutos, que se pueden comer crudos y con los cuales se elaboran mermeladas o zumos. Puesto que resulta una planta muy atractiva, se usa también mucho en la decoración de jardines.

Propiedades medicinales

Los arándanos se emplean con fines medicinales desde tiempos muy remotos. Ya los indígenas americanos conocían sus propiedades, y los usaban para combatir enfermedades de las vías urinarias. También eran muy apreciados por los romanos y griegos, que los usaban contra las piedras de los riñones.

Son muchos los beneficios que los arándanos aportan al organismo humano.

Efectos secundarios

Los arándanos no presentan efectos secundarios conocidos, si exceptuamos el hecho de que su consumo puede aumentar, de manera muy leve, la diuresis, ya que se trata de un alimento muy depurativo y diurético.

Contraindicaciones

El consumo de arándanos no presenta contraindicaciones. La única precaución que debe tomarse es la de que no sean consumidos por personas con alergia.