Algas



Podemos definir las algas como plantas acuáticas, con grandes propiedades nutritivas y medicinales. Aunque en muchos rincones del planeta se consumen desde la antigüedad, en el mundo occidental parece que ha sido en los últimos tiempos que su consumo se ha puesto de moda. Se trata de un producto que puede ser muy prometedor de cara al futuro, debido a su cultivo sostenible y a los importantes nutrientes que la planta posee.

De hecho, son alimentos que pueden ayudar mucho a equilibrar nuestra dieta, aportando una mayor diversidad a la misma. Además, se trata de un alimento muy saludable, que bien podríamos definir como “verduras del mar”.

Propiedades medicinales

Las algas son un alimento muy rico en fibras, minerales alcalinos y vitaminas. Además de sus valores nutritivos, tienen muchas propiedades medicinales, aportando grandes beneficios a nuestro organismo.

Efectos secundarios

En altas dosis las algas pueden provocar ciertos efectos secundarios:

Contraindicaciones

Las algas raramente tienen contraindicaciones si se toman en cantidades moderadas. Un consumo abusivo de las mismas podría sin embargo tener efectos tóxicos.

No es aconsejable el consumo de algas por parte de niños pequeños.

Las algas contienen una gran cantidad de yodo, por lo cual las personas que padecen de hipotiroidismo no deben consumirlas. Tampoco son aconsejables para las personas que toman medicamentos anti-coagulantes o las que padecen enfermedades autoinmunes.