Alcaravea



La alcaravea es una planta anual herbácea, perteneciente a la familia de las umbelíferas. Es originaria de Europa, y aporta grandes beneficios al organismo humano, debido a sus abundantes propiedades medicinales. Su nombre científico es Carum Carvi.

Para su uso medicinal se usan sobre todo las raíces, aunque también sus hojas y semillas. Se suele usar en forma de infusiones, apósitos o tónicos.

Propiedades medicinales

La alcaravea destaca especialmente por sus propiedades estomacales y analgésicas. Es también diurética, antiespasmódica, antiséptica y tónica.

Se trata de una planta que combate además algunas dolencias muy comunes y extendidas:

Aunque popularmente se suele afirmar que la alcaravea aumenta la producción de leche materna se trata de una creencia falsa. Actualmente sabemos que ninguna planta tiene esta propiedad, y que lo único que puede llegar a estimular la producción de leche es la propia succión que realiza el bebé.

Efectos secundarios

La alcaravea puede conllevar diversos efectos secundarios:

Contraindicaciones

La alcaravea no debe ser tomada por niños ni por mujeres embarazadas. Durante la lactancia se puede tomar pero de manera moderada.

Quienes estén tomando medicamentos deberán consultar con el médico antes de consumir esta planta.