Alcachofa



La alcachofa es una planta cultivada en casi todos los países del mundo, y, de manera especial, en la zona mediterránea. Su nombre científico es Cynara Scolymus.

Se trata de una planta muy apreciada en la cocina, de la cual se consumen sus inflorescencias, que, además de su exquisito sabor, aportan grandes beneficios al organismo humano.

A efectos medicinales, suele tomarse en pastilla, extractos, comprimidos u otros formatos.

Propiedades medicinales

La alcachofa es una planta con abundantes propiedades medicinales, caracterizándose por sus efectos depuradores, lo cual la convierte en un gran depurador del hígado. Sin embargo aporta también muchos beneficios para otras partes del cuerpo humano, combatiendo un gran número de dolencias, entre ellas la diabetes.

Para el hígado:

Para el aparato digestivo:

Para el colesterol:

Para adelgazar:

Para la piel:

Contra la retención de líquidos:

Efectos secundarios

La alcachofa no presenta, en principio, efectos secundarios. Sin embargo, hay que tener en cuenta que existen personas que son alérgicas a la familia botánica de las compuestas, a la cual pertenece esta planta. En estas personas el consumo de alcachofa puede producir algunos efectos:

Contraindicaciones

Como verdura, no deben comerla los niños pequeños, ya que les podrían resultar indigestas. No es conveniente tampoco que la coman en abundancia quienes padezcan dolencias como el síndrome del intestino irritable, hipèrmeabilidad intestinal, enfermedad de Crohn.

En cuanto a los preparados que se toman con fines medicinales, no son recomendables para quienes tengan piedras en la vesícula o en el riñón.